Os pido posada letra - Letanía completa para pedir posada

Letanía para pedir posada

Tabla de contenidos

La letanía para pedir posada es una tradición muy arraigada en la cultura hispana, especialmente durante la época navideña. Esta letanía es una representación teatral en la que un grupo de peregrinos, simbolizando a María y José, van de puerta en puerta pidiendo posada. A continuación, te presentamos la letra completa de la letanía para pedir posada.

Peregrinos: En el nombre del cielo os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada

Los peregrinos, representando a María y José, llegan a la puerta de una posada y piden posada en el nombre del cielo. Explican que María, la esposa de José, no puede caminar más debido a su avanzado estado de embarazo. Esta primera estrofa establece el tono de la letanía y muestra la humildad y necesidad de los peregrinos.

Recomendado:   Coros católicos: Cantos para el Santo Rosario en formato PDF

Posaderos: Aquí no es mesón, sigan adelante. Yo no puedo abrir, no sea algún tunante

Los posaderos, representando a los dueños de la posada, responden a los peregrinos diciendo que no es un mesón y les piden que sigan adelante. Explican que no pueden abrir la puerta por temor a que sean personas malintencionadas. Esta respuesta muestra la desconfianza de los posaderos y su negativa inicial a ayudar a los peregrinos.

Peregrinos: No seas inhumano, tennos caridad, que el Dios de los cielos te los premiará

Los peregrinos, insistiendo en su necesidad, suplican a los posaderos que no sean inhumanos y les pidan caridad. Les recuerdan que Dios, el Dios de los cielos, los recompensará por su bondad y generosidad. Esta estrofa muestra la fe y confianza de los peregrinos en la recompensa divina.

Posaderos: Ya se pueden ir y no molestar, porque si me enfado os voy a apalear

Los posaderos, enojados por la insistencia de los peregrinos, les dicen que se vayan y dejen de molestar. Incluso amenazan con golpearlos si continúan insistiendo. Esta respuesta muestra la rudeza y falta de compasión de los posaderos.

Peregrinos: Venimos rendidos desde Nazaret, yo soy carpintero de nombre José

Los peregrinos, tratando de convencer a los posaderos, les cuentan que vienen desde Nazaret y que José, el esposo de María, es carpintero. Esta información busca generar empatía y mostrar que son personas honestas y trabajadoras.

Posaderos: No me importa el nombre, déjenme dormir, pues yo ya les digo que no hemos de abrir

Los posaderos, aún negándose a ayudar, les dicen a los peregrinos que no les importa su nombre y les piden que los dejen dormir. Reiteran que no abrirán la puerta. Esta respuesta muestra la indiferencia y falta de compasión de los posaderos.

Recomendado:   Cantos para el Rosario a la Virgen de Guadalupe - Encuentra letras aquí

Peregrinos: Posada te pide, amado casero, por solo una noche la reina del cielo

Los peregrinos, apelando a la bondad del posadero, le piden posada en nombre de la reina del cielo, refiriéndose a María. Solicitan solo una noche de alojamiento. Esta estrofa muestra la importancia y el honor de recibir a la madre de Jesús.

Posaderos: Pues si es una reina quien lo solicita, ¿cómo es que de noche anda tan solita?

Los posaderos, sorprendidos por la afirmación de que María es una reina, cuestionan por qué una reina anda sola de noche. Esta pregunta muestra la incredulidad de los posaderos y su curiosidad por la situación de los peregrinos.

Peregrinos: Mi esposa es María, es reina del cielo, y madre va a ser del Divino Verbo

Los peregrinos, respondiendo a la pregunta de los posaderos, confirman que María es su esposa y que es la reina del cielo. Además, revelan que María está esperando al Divino Verbo, es decir, al hijo de Dios. Esta respuesta busca generar asombro y respeto hacia María.

Posaderos: ¿Eres tú José? ¿Tu esposa es María? Entren peregrinos, no los conocía

Los posaderos, finalmente reconociendo a José y a María, les abren la puerta y les permiten entrar. Se disculpan por no haberlos reconocido antes. Esta respuesta muestra un cambio de actitud por parte de los posaderos, quienes finalmente muestran compasión y hospitalidad.

Peregrinos: Dios pague, señores, vuestra caridad, y que os colme el cielo de felicidad

Los peregrinos, agradecidos por la hospitalidad de los posaderos, les desean que Dios los recompense por su generosidad y les brinde felicidad. Esta estrofa muestra la gratitud y bendiciones que los peregrinos desean para los posaderos.

Recomendado:   Virgen Morenita Letra y Acordes - Encuentra los acordes de la canción

Todos: ¡Dichosa la casa que abriga este día a la Virgen pura, la hermosa María!

En esta estrofa, todos los presentes, tanto los peregrinos como los posaderos, reconocen la bendición de tener a la Virgen María en su casa en ese día. Expresan su alegría y gratitud por la presencia de María. Esta estrofa muestra la importancia y el honor de recibir a la madre de Jesús.

(Los posaderos abren la puerta y dejan entrar a los peregrinos)

Finalmente, los posaderos abren la puerta y permiten que los peregrinos entren a la posada. Este gesto muestra la compasión y hospitalidad de los posaderos, quienes han sido conmovidos por la historia y la necesidad de los peregrinos.

¡Entren santos peregrinos, reciban este rincón, que aunque es pobre la morada, os la doy de corazón!

En esta estrofa, los posaderos invitan a los peregrinos a entrar y les ofrecen un lugar en su humilde morada. A pesar de ser una morada pobre, los posaderos la ofrecen de corazón, mostrando su generosidad y disposición a ayudar a los necesitados.

¡Cantemos con alegría todos al considerar que Jesús, José y María nos vienen a visitar!

Para finalizar la letanía, se invita a todos a cantar con alegría al considerar que Jesús, José y María han venido a visitar. Esta estrofa refuerza la importancia y la alegría de recibir a la Sagrada Familia y muestra la celebración y el gozo que se siente en ese momento.

La letanía para pedir posada es una tradición que nos recuerda la importancia de la hospitalidad, la compasión y la generosidad. A través de esta representación teatral, se nos invita a reflexionar sobre el verdadero significado de la Navidad y a abrir nuestros corazones para recibir a aquellos que necesitan ayuda. Que esta letanía nos inspire a ser más compasivos y a compartir el amor y la bondad con los demás.

Laura Fernandez

Laura Fernandez

¡Hola! Soy Laura Fernandez creadora de este blog sobre amor y espiritualidad. Me gusta escribir sobre internet y el amor en estos tiempos modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir