Letras de Tlen Huicani - Señor Ten Piedad de Nosotros

Letra de la canción "Señor Ten Piedad de Nosotros"

Tabla de contenidos

La canción "Señor Ten Piedad de Nosotros" es una hermosa composición del grupo Tlen Huicani, reconocido por su talento en la interpretación de música tradicional mexicana. Esta canción es una plegaria en la que se pide perdón y misericordia al Señor por los pecados cometidos. A través de sus letras, Tlen Huicani nos invita a reflexionar sobre nuestras acciones y a buscar la reconciliación con Dios.

Señor, ten piedad de nosotros

El primer verso de la canción, "Señor, ten piedad de nosotros", es una súplica humilde y sincera. Reconocemos nuestra condición de pecadores y pedimos la misericordia divina. En este verso, Tlen Huicani nos recuerda la importancia de reconocer nuestras faltas y buscar el perdón de Dios.

Cristo, ten piedad de nosotros

En el segundo verso, "Cristo, ten piedad de nosotros", dirigimos nuestra petición de perdón a Jesucristo, el Salvador. Reconocemos que solo a través de Él podemos obtener la redención y la salvación. Tlen Huicani nos invita a acudir a Cristo en busca de su misericordia y perdón.

Señor, ten piedad de nosotros

En el tercer verso, volvemos a dirigirnos al Señor, pidiendo una vez más su piedad y compasión. Reconocemos nuestra dependencia de Dios y nuestra necesidad de su perdón. Tlen Huicani nos recuerda que solo a través de la gracia divina podemos encontrar la paz y la reconciliación.

Recomendado:   Canción a María letra - Encuentra las letras

Ten piedad, ten piedad de nosotros

En el cuarto verso, repetimos nuestra súplica de misericordia. Reconocemos que somos indignos de la gracia de Dios, pero confiamos en su amor y en su capacidad para perdonar. Tlen Huicani nos invita a perseverar en nuestra petición de perdón y a confiar en la bondad de Dios.

Porque hemos pecado contra ti

En el quinto verso, reconocemos abiertamente nuestros pecados y nuestra responsabilidad en ellos. Aceptamos nuestra culpa y nos arrepentimos sinceramente. Tlen Huicani nos anima a enfrentar nuestras faltas con humildad y a buscar la reconciliación con Dios.

Hemos fallado en tu amor

En el sexto verso, reconocemos que hemos fallado en amar a Dios y a nuestros semejantes como debemos. Reconocemos que nuestras acciones han sido contrarias al amor divino y nos arrepentimos de ello. Tlen Huicani nos invita a reflexionar sobre nuestras actitudes y a buscar la transformación interior.

Te pedimos perdón, Señor

En el séptimo verso, expresamos nuestra petición de perdón al Señor. Reconocemos que solo Él puede perdonar nuestros pecados y restaurar nuestra relación con Él. Tlen Huicani nos anima a acudir a Dios con humildad y a confiar en su amor y misericordia.

Ten piedad, ten piedad de nosotros

En el octavo verso, volvemos a repetir nuestra súplica de misericordia. Reconocemos nuestra necesidad constante de la gracia de Dios y pedimos su compasión. Tlen Huicani nos recuerda que el perdón divino está siempre disponible para aquellos que lo buscan con sinceridad.

Tú eres la luz que nos guía

En el noveno verso, reconocemos a Dios como nuestra guía y nuestra esperanza. Reconocemos que solo en Él encontramos la verdadera luz que ilumina nuestro camino. Tlen Huicani nos invita a confiar en Dios y a seguir sus enseñanzas en nuestra vida diaria.

La esperanza en nuestra vida

En el décimo verso, afirmamos que nuestra esperanza se encuentra en Dios. Reconocemos que solo Él puede llenar nuestros corazones de alegría y paz. Tlen Huicani nos anima a depositar nuestra confianza en Dios y a buscar en Él la verdadera felicidad.

Te pedimos, escucha nuestra voz

En el undécimo verso, pedimos a Dios que escuche nuestras plegarias. Reconocemos que Él es un Dios que escucha y responde a nuestras necesidades. Tlen Huicani nos invita a confiar en la bondad de Dios y a acudir a Él con nuestras preocupaciones y deseos.

Recomendado:   Entre tus manos lyrics in Spanish - Letra de Entre Tus Manos

Ten piedad, ten piedad de nosotros

En el duodécimo verso, repetimos nuestra súplica de misericordia. Reconocemos que solo a través de la piedad divina podemos encontrar la paz y la reconciliación. Tlen Huicani nos anima a perseverar en nuestra petición de perdón y a confiar en la bondad de Dios.

En nuestras debilidades confiamos en ti

En el decimotercer verso, afirmamos nuestra confianza en Dios a pesar de nuestras debilidades. Reconocemos que solo en Él encontramos la fortaleza para enfrentar nuestras dificultades. Tlen Huicani nos invita a confiar en la providencia divina y a buscar en Dios la ayuda que necesitamos.

En tus manos ponemos nuestra fe

En el decimocuarto verso, entregamos nuestra fe y nuestra confianza a Dios. Reconocemos que solo en Él encontramos la seguridad y la protección que necesitamos. Tlen Huicani nos anima a confiar plenamente en Dios y a poner nuestra vida en sus manos.

Danos fuerzas para seguir adelante

En el decimoquinto verso, pedimos a Dios que nos dé la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos de la vida. Reconocemos que sin su ayuda, somos débiles y vulnerables. Tlen Huicani nos invita a confiar en la fortaleza divina y a buscar en Dios la energía para seguir adelante.

Ten piedad, ten piedad de nosotros

En el decimosexto verso, repetimos nuestra súplica de misericordia. Reconocemos que solo a través de la piedad divina podemos encontrar la paz y la reconciliación. Tlen Huicani nos anima a perseverar en nuestra petición de perdón y a confiar en la bondad de Dios.

Señor, te necesitamos cada día

En el decimoséptimo verso, afirmamos nuestra dependencia de Dios en nuestra vida diaria. Reconocemos que sin Él, no podemos hacer nada. Tlen Huicani nos invita a buscar a Dios en todo momento y a confiar en su guía y protección.

En nuestras alegrías y tristezas

En el decimoctavo verso, reconocemos que necesitamos a Dios tanto en los momentos de alegría como en los de tristeza. Reconocemos que solo Él puede llenar nuestros corazones de gozo y consolarnos en nuestras penas. Tlen Huicani nos anima a buscar a Dios en todas las circunstancias de nuestra vida.

En nuestras luchas y victorias

En el decimonoveno verso, afirmamos que necesitamos a Dios tanto en las luchas como en las victorias. Reconocemos que solo Él puede fortalecernos en las batallas y celebrar con nosotros en los triunfos. Tlen Huicani nos invita a confiar en la ayuda divina y a reconocer que todas nuestras victorias provienen de Dios.

Recomendado:   María, Madre de mi Señor - Letra de la canción

Ten piedad, ten piedad de nosotros

En el vigésimo verso, repetimos nuestra súplica de misericordia. Reconocemos que solo a través de la piedad divina podemos encontrar la paz y la reconciliación. Tlen Huicani nos anima a perseverar en nuestra petición de perdón y a confiar en la bondad de Dios.

Tú eres el camino, la verdad y la vida

En el vigesimoprimer verso, afirmamos que solo en Dios encontramos el camino, la verdad y la vida. Reconocemos que solo a través de Él podemos encontrar el sentido y la plenitud. Tlen Huicani nos invita a seguir a Dios y a confiar en su guía en todas las áreas de nuestra vida.

En ti encontramos consuelo y salvación

En el vigesimosegundo verso, reconocemos que solo en Dios encontramos consuelo y salvación. Reconocemos que solo Él puede sanar nuestras heridas y liberarnos de nuestras cargas. Tlen Huicani nos anima a buscar en Dios la paz y la redención que tanto anhelamos.

Te pedimos, no nos abandones nunca

En el vigesimotercer verso, pedimos a Dios que nunca nos abandone. Reconocemos nuestra necesidad constante de su presencia y su amor. Tlen Huicani nos invita a confiar en la fidelidad de Dios y a buscar su compañía en todo momento.

Ten piedad, ten piedad de nosotros

En el vigesimocuarto verso, repetimos nuestra súplica de misericordia. Reconocemos que solo a través de la piedad divina podemos encontrar la paz y la reconciliación. Tlen Huicani nos anima a perseverar en nuestra petición de perdón y a confiar en la bondad de Dios.

Señor, ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad de nosotros

Señor, ten piedad de nosotros

Ten piedad, ten piedad de nosotros

La canción "Señor Ten Piedad de Nosotros" de Tlen Huicani es una hermosa plegaria en la que se pide perdón y misericordia a Dios. A través de sus letras, Tlen Huicani nos invita a reflexionar sobre nuestras acciones y a buscar la reconciliación con Dios. Nos recuerda la importancia de reconocer nuestras faltas, arrepentirnos sinceramente y confiar en la bondad y la misericordia divina. Esta canción nos anima a buscar a Dios en todas las circunstancias de nuestra vida y a depositar nuestra fe y nuestra confianza en Él. Que estas palabras nos inspiren a buscar la paz y la reconciliación con Dios en todo momento.

Laura Fernandez

Laura Fernandez

¡Hola! Soy Laura Fernandez creadora de este blog sobre amor y espiritualidad. Me gusta escribir sobre internet y el amor en estos tiempos modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir