Letra del canto Oh buen Jesús, yo creo firmemente - Descubre aquí

Tabla de contenidos

El canto "Oh buen Jesús, yo creo firmemente" es una hermosa expresión de fe y devoción hacia Jesucristo. Esta canción es muy popular en la tradición católica y es cantada en muchas iglesias alrededor del mundo. A través de sus estrofas y estribillos, nos invita a confiar plenamente en Jesús y a seguir sus enseñanzas. En este artículo, te presentaremos la letra completa de este canto, así como una breve reflexión sobre su significado.

Estrofa 1

Oh buen Jesús, yo creo firmemente
En Ti confío, mi Salvador.
Tú eres mi guía, mi luz y mi vida,
En Ti encuentro paz y consolación.

La primera estrofa de este canto nos invita a creer firmemente en Jesús y a confiar en Él como nuestro Salvador. Reconocemos que Él es nuestra guía, nuestra luz y nuestra vida. En medio de las dificultades y los desafíos de la vida, encontramos paz y consuelo en su amor y misericordia.

Estrofa 2

En tus palabras encuentro esperanza
Tu verdad me libra de la oscuridad.
Tu amor infinito me llena de alegría,
En Ti encuentro fuerzas para caminar.

En la segunda estrofa, destacamos la importancia de las palabras de Jesús en nuestras vidas. En ellas encontramos esperanza y liberación de la oscuridad. Su amor infinito nos llena de alegría y nos da fuerzas para seguir adelante en nuestro camino de fe.

Estrofa 3

En la cruz diste tu vida por mí
Tu sacrificio me dio salvación.
Tu sangre preciosa me ha redimido,
En Ti encuentro perdón y reconciliación.

La tercera estrofa nos recuerda el sacrificio de Jesús en la cruz por nuestra salvación. Su muerte nos ha redimido y nos ha dado la oportunidad de recibir perdón y reconciliación con Dios. En Jesús encontramos la gracia y el amor que nos transforma y nos da una nueva vida.

Recomendado:   Canciones a Jesús Sacramentado letra: Descubre las letras

Estrofa 4

En la Eucaristía te encuentro presente
Tu cuerpo y sangre me alimentan de amor.
En cada comunión renuevas mi ser,
En Ti encuentro vida y plenitud de Dios.

La cuarta estrofa nos habla de la presencia de Jesús en la Eucaristía. En cada comunión, recibimos su cuerpo y sangre, que nos alimentan de amor y nos renuevan en nuestro ser. En la Eucaristía encontramos vida y la plenitud de Dios.

Estribillo

Oh buen Jesús, mi roca y mi refugio
En Ti encuentro paz y seguridad.
En tus brazos encuentro consuelo,
En Ti encuentro amor y eternidad.

El estribillo del canto resume la confianza y la seguridad que encontramos en Jesús. Él es nuestra roca y nuestro refugio, en Él encontramos paz y seguridad. En sus brazos encontramos consuelo, amor y la promesa de la eternidad.

Estrofa 5

En la oración encuentro tu presencia
Tu Espíritu Santo me guía y consuela.
En cada palabra que pronuncio a Ti,
En Ti encuentro respuesta y dirección.

La quinta estrofa nos habla de la importancia de la oración en nuestra relación con Jesús. En la oración encontramos su presencia y el consuelo del Espíritu Santo. Cada palabra que pronunciamos hacia Él, encontramos respuesta y dirección en nuestra vida.

Estrofa 6

En la comunidad encuentro tu amor
Tu cuerpo místico me une a tus hijos.
En cada gesto de amor y servicio,
En Ti encuentro la imagen de Dios.

La sexta estrofa destaca la importancia de la comunidad en nuestra vida de fe. En la comunidad encontramos el amor de Jesús y nos unimos a sus hijos en su cuerpo místico, la Iglesia. En cada gesto de amor y servicio, encontramos la imagen de Dios reflejada en los demás.

Recomendado:   Maria del Evangelio Letra - Descubre la letra de la canción

Estrofa 7

En la esperanza encuentro tu promesa
Tu regreso glorioso esperamos con fe.
En cada día vivimos en tu amor,
En Ti encontramos la vida eterna.

La séptima estrofa nos habla de la esperanza que encontramos en la promesa de Jesús de su regreso glorioso. Con fe, esperamos ese día en el que estaremos con Él para siempre. Mientras tanto, vivimos cada día en su amor, sabiendo que en Él encontramos la vida eterna.

Estribillo

Oh buen Jesús, mi roca y mi refugio
En Ti encuentro paz y seguridad.
En tus brazos encuentro consuelo,
En Ti encuentro amor y eternidad.

El estribillo se repite nuevamente, recordándonos la confianza y la seguridad que encontramos en Jesús. Él es nuestra roca y nuestro refugio, en Él encontramos paz y seguridad. En sus brazos encontramos consuelo, amor y la promesa de la eternidad.

Conclusión

El canto "Oh buen Jesús, yo creo firmemente" nos invita a confiar plenamente en Jesús y a seguir sus enseñanzas. A través de sus estrofas y estribillos, nos recuerda la importancia de creer en Él, de buscar su presencia en la oración y en la Eucaristía, de vivir en comunidad y de esperar con fe su regreso glorioso. Que este canto sea una inspiración para fortalecer nuestra fe y vivir cada día en el amor y la paz de Jesús.

Laura Fernandez

Laura Fernandez

¡Hola! Soy Laura Fernandez creadora de este blog sobre amor y espiritualidad. Me gusta escribir sobre internet y el amor en estos tiempos modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir