Corona de Adviento Letra - La corona del Adviento - d-garcia.net

Tabla de contenidos

La corona de Adviento es una tradición muy arraigada en la Iglesia Católica que marca el inicio del tiempo de Adviento, que son las cuatro semanas previas a la Navidad. Esta corona, compuesta por cuatro cirios y un centro decorativo, simboliza la espera y la preparación para la llegada de Jesús.

Vigilantes encendemos la corona del adviento

En el primer domingo de Adviento, los fieles encienden el primer cirio de la corona. Este acto simboliza la vigilancia y la espera activa de la venida de Cristo. Es un momento de reflexión y preparación espiritual para recibir al Salvador.

La corona de Adviento es un recordatorio de que debemos estar atentos y vigilantes, listos para recibir a Jesús en nuestras vidas. Cada vez que encendemos un cirio, renovamos nuestro compromiso de estar preparados y dispuestos a recibir a Cristo en nuestro corazón.

En los cirios ofrecemos cuatro etapas de un encuentro

La corona de Adviento está compuesta por cuatro cirios, que representan las cuatro etapas del encuentro con Jesús. Cada domingo de Adviento, se enciende un nuevo cirio, simbolizando el avance en el camino hacia la Navidad.

Recomendado:   Quiero estar señor en tu presencia letra y acordes - Encuentra aquí

Nos evoca ya el primero, el Antiguo Testamento

El primer cirio de la corona de Adviento nos evoca el Antiguo Testamento, que es la primera etapa del encuentro con Jesús. En el Antiguo Testamento, los profetas anunciaron la venida del Mesías y prepararon el camino para su llegada.

Los profetas, voz del Verbo, lo anunciaron desde lejos

Los profetas fueron la voz de Dios que anunció la llegada del Salvador desde lejos. A través de sus palabras y acciones, nos mostraron el camino hacia la redención y nos prepararon para recibir a Jesús.

El segundo trae el eco del Bautista pregonero

El segundo cirio de la corona de Adviento nos trae el eco del Bautista pregonero, que es la segunda etapa del encuentro con Jesús. Juan el Bautista fue el precursor de Cristo, anunciando su llegada y preparando los corazones para recibirlo.

Su mensaje en el desierto: "Allanadle los senderos"

El mensaje de Juan el Bautista en el desierto fue claro: preparad los caminos del Señor. Nos llamó a arrepentirnos de nuestros pecados y a preparar nuestros corazones para recibir a Jesús. Su voz nos invita a limpiar nuestro interior y a estar listos para el encuentro con el Salvador.

Los tres cirios van tejiendo la esperanza del misterio

Los tres cirios restantes de la corona de Adviento van tejiendo la esperanza del misterio de la Navidad. Cada uno de ellos representa una etapa del encuentro con Jesús y nos invita a reflexionar sobre el significado profundo de su venida.

De la Virgen en el seno, el Rocío de los Cielos

El tercer cirio de la corona de Adviento nos recuerda el papel de la Virgen María en el misterio de la Encarnación. María, en su seno, llevó al Salvador del mundo, el Rocío de los Cielos. Su humildad y su entrega total a la voluntad de Dios nos enseñan a abrir nuestro corazón a la gracia divina.

Recomendado:   Iglesia Arca de Refugio - Dirección y ubicación

Cuatro cirios encendemos ya en la cumbre del Adviento

En el último domingo de Adviento, se enciende el cuarto y último cirio de la corona. Este momento marca la cumbre del Adviento, la preparación final para la llegada de Jesús en la Navidad.

Todo es gracia, luz y fuego en la hora del encuentro

La corona de Adviento, con sus cuatro cirios encendidos, nos recuerda que todo es gracia, luz y fuego en la hora del encuentro con Jesús. Nos invita a abrir nuestro corazón a la acción del Espíritu Santo y a dejarnos transformar por el amor de Dios.

La corona de Adviento es un símbolo poderoso que nos invita a prepararnos para la llegada de Jesús en la Navidad. A través de sus cuatro cirios, nos recuerda las etapas del encuentro con Cristo y nos anima a estar vigilantes y dispuestos a recibirlo en nuestras vidas.

La corona de Adviento es una tradición que nos ayuda a vivir el tiempo de Adviento de manera más consciente y significativa. Nos invita a reflexionar sobre el verdadero sentido de la Navidad y a preparar nuestro corazón para recibir a Jesús, el Salvador del mundo.

Que la corona de Adviento sea para nosotros un recordatorio constante de la importancia de la espera y la preparación espiritual en nuestra vida cristiana. Que nos ayude a estar vigilantes y dispuestos a recibir a Jesús en cada momento de nuestra vida.

Laura Fernandez

Laura Fernandez

¡Hola! Soy Laura Fernandez creadora de este blog sobre amor y espiritualidad. Me gusta escribir sobre internet y el amor en estos tiempos modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir