Canción para arrullar al Niño Dios: Letra completa en Navidad

Tabla de contenidos

La canción para arrullar al Niño Dios es una hermosa melodía que se entona durante la Navidad para celebrar el nacimiento de Jesús. Esta canción, llena de amor y devoción, nos invita a arrullar al Niño Jesús y ofrecerle nuestro corazón como cuna. A continuación, te presentamos la letra completa de esta emotiva canción.

A la rorro Niño, a la rorro ro

La canción comienza con el verso "A la rorro Niño, a la rorro ro", que nos invita a arrullar al Niño Jesús con ternura y amor. La palabra "rorro" es una forma cariñosa de referirse a un niño pequeño, y en este caso, se utiliza para expresar el amor y la devoción hacia el Niño Dios.

Esos tus ojitos ya los vas cerrando

En el siguiente verso, se menciona que los ojitos del Niño Jesús están cerrándose, lo cual indica que está por quedarse dormido. Esta imagen nos llena de ternura y nos invita a arrullarlo con suavidad para que pueda descansar.

Las lágrimas tiernas son prueba que me amas

La canción continúa diciendo que las lágrimas tiernas del Niño Jesús son una prueba de su amor hacia nosotros. Estas lágrimas simbolizan el sufrimiento que Jesús experimentará en su vida terrenal por amor a la humanidad.

Recomendado:   Cantos a la Virgen María: Encuentra letras de cantos marianos

Por cuna te ofrezco mi fiel corazón

En el siguiente verso, se ofrece el corazón como cuna para el Niño Jesús. Esta metáfora nos invita a entregarle nuestro amor y devoción, y a abrir nuestro corazón para recibirlo y acogerlo en nuestra vida.

No hagas pucheritos, duerme padre amado

El siguiente verso nos invita a calmar al Niño Jesús y a asegurarle que puede dormir tranquilo, sin preocuparse por nada. Se le llama "padre amado" para expresar el amor y la devoción que sentimos hacia él.

A dolor me mueve ver dos animales

En este verso, se menciona el dolor que siente el cantante al ver a dos animales. Esta imagen nos remite al nacimiento de Jesús en un pesebre, rodeado de animales, lo cual nos recuerda la humildad y sencillez con la que vino al mundo.

Quisiste por nombre llamarte Jesús

En el siguiente verso, se menciona el nombre de Jesús, que significa "Dios salva". Este nombre nos recuerda la misión de Jesús en la tierra, que es salvar a la humanidad a través de su sacrificio y amor incondicional.

Recibe gustoso este rorro ro

En este verso, se ofrece al Niño Jesús un "rorro ro", que es un regalo lleno de amor y devoción. Este regalo simboliza nuestro amor y entrega hacia él, y nos invita a ofrecerle lo mejor de nosotros mismos.

Mi querido Padre, Mi Dios, Mi Señor

En este verso, se dirige al Niño Jesús como "mi querido Padre, Mi Dios, Mi Señor". Esta expresión de amor y devoción nos recuerda la divinidad de Jesús y nos invita a reconocerlo como nuestro Señor y Salvador.

En el crudo invierno tú, mi dios, naciste

En este verso, se menciona que Jesús nació en el crudo invierno. Esta imagen nos recuerda la humildad y el sacrificio de Jesús al venir al mundo en condiciones difíciles, pero también nos llena de esperanza al saber que su nacimiento trae consigo la luz y el calor del amor divino.

Recomendado:   Notas Campanas de Belén: Encuentra aquí las partituras

Delicias del mundo son pena y pesar

En este verso, se menciona que las delicias del mundo son pena y pesar. Esta frase nos invita a reflexionar sobre la verdadera felicidad y a reconocer que solo en Jesús encontramos la verdadera alegría y plenitud.

En la gloria te cantan angélicas voces

En este verso, se menciona que en la gloria, las voces de los ángeles cantan alabanzas a Jesús. Esta imagen nos llena de alegría y nos invita a unirnos a ese coro celestial para adorar y alabar al Niño Jesús.

Coros celestiales con su dulce acento

En el último verso, se menciona nuevamente a los coros celestiales que cantan con dulzura y amor. Esta imagen nos llena de esperanza y nos invita a unirnos a ese coro celestial para celebrar el nacimiento de Jesús.

La canción para arrullar al Niño Dios es una hermosa expresión de amor y devoción hacia Jesús. A través de sus versos, nos invita a arrullar al Niño Jesús con ternura y a ofrecerle nuestro corazón como cuna. Esta canción nos recuerda la importancia de reconocer a Jesús como nuestro Salvador y de entregarle nuestro amor y devoción en esta Navidad y siempre.

Laura Fernandez

Laura Fernandez

¡Hola! Soy Laura Fernandez creadora de este blog sobre amor y espiritualidad. Me gusta escribir sobre internet y el amor en estos tiempos modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir