Cancion Camino de Emaús Letra - El Peregrino de Emaús

Letra de la canción "Canción Camino de Emaús"

Tabla de contenidos

"Canción Camino de Emaús" es una hermosa canción que relata el encuentro de dos peregrinos con Jesús en el camino hacia el pueblo de Emaús. La letra de esta canción nos transporta a ese momento en el que los peregrinos se encuentran con un desconocido que resulta ser el mismo Jesús resucitado. A través de la fracción del pan, los peregrinos reconocen a Jesús y experimentan una profunda transformación en sus corazones.

¿Qué llevabas conversando?

La canción comienza con la pregunta "¿Qué llevabas conversando?" dirigida a uno de los peregrinos. Este peregrino responde que estaban hablando sobre los sucesos ocurridos en Jerusalén, específicamente sobre la crucifixión de Jesús de Nazareth. El peregrino se muestra sorprendido por lo sucedido y se detiene asombrado a la vera del camino.

Me dijiste, buen amigo

El peregrino continúa su relato diciendo que en ese momento un desconocido se acerca a él y le dice "me dijiste, buen amigo". Esta frase muestra la cercanía y amabilidad del desconocido hacia el peregrino, generando una conexión entre ellos.

Y me detuve asombrado

El peregrino confiesa que se detuvo asombrado ante la presencia de este desconocido. Es evidente que algo en él llama la atención del peregrino y despierta su curiosidad.

A la vera del camino

El encuentro entre el peregrino y el desconocido ocurre a la vera del camino hacia Emaús. Este detalle nos muestra que el encuentro no es casualidad, sino que está destinado a suceder en ese lugar y en ese momento específico.

¿No sabes lo que ha pasado

El desconocido le pregunta al peregrino si no sabe lo que ha pasado en Jerusalén. Esta pregunta revela que el desconocido está al tanto de los sucesos ocurridos y quiere saber si el peregrino también está informado.

Ayer en Jerusalén?

El desconocido se refiere al día anterior en Jerusalén, haciendo referencia a la crucifixión de Jesús. Esta pregunta lleva al peregrino a reflexionar sobre los eventos recientes y a recordar lo sucedido.

De Jesús de Nazareth

El peregrino menciona el nombre de Jesús de Nazareth, identificando a la persona de la que están hablando. Es importante destacar que Jesús es mencionado como "de Nazareth", lo que indica su origen y su identidad como el Mesías esperado.

A quien clavaron en cruz

El peregrino relata que Jesús fue clavado en la cruz, refiriéndose a su crucifixión. Este hecho trágico y doloroso es mencionado como parte de la conversación entre los peregrinos y el desconocido.

Recomendado:   Canción Ofrenda de Amor Letra - Descubre la letra

Por eso me vuelvo en pena

El peregrino expresa su tristeza y pesar por lo sucedido con Jesús. La crucifixión de Jesús ha dejado al peregrino con un sentimiento de dolor y desesperanza.

A mi aldea de Emaús

El peregrino decide regresar a su aldea de Emaús debido a la tristeza que siente. Emaús es el destino final del peregrino y es donde se desarrolla gran parte de la historia de este encuentro con Jesús.

Por la calzada de Emaús

El peregrino camina por la calzada de Emaús, el camino que lo lleva de regreso a su aldea. Este detalle geográfico nos sitúa en el contexto del relato y nos muestra el escenario en el que se desarrolla la historia.

Un peregrino iba conmigo

El peregrino menciona que durante su camino de regreso a Emaús, un peregrino iba con él. Este peregrino es el mismo desconocido que se le acercó anteriormente y que ha despertado su curiosidad.

No le conocí al caminar

A pesar de caminar juntos, el peregrino confiesa que no reconoció al desconocido en ese momento. Esto indica que el desconocido ha pasado desapercibido para el peregrino hasta este punto de la historia.

Ahora sí, en la fracción del pan

Es en el momento de la fracción del pan que el peregrino finalmente reconoce al desconocido como Jesús. La fracción del pan es un acto simbólico que representa la última cena de Jesús con sus discípulos y es en este momento que los ojos del peregrino se abren y reconoce a Jesús.

Van tres días que se ha muerto

El peregrino menciona que han pasado tres días desde la muerte de Jesús. Este detalle temporal nos sitúa en el contexto de la resurrección de Jesús y nos muestra que este encuentro ocurre poco después de su crucifixión.

Y se acaba mi esperanza

El peregrino confiesa que su esperanza se ha acabado con la muerte de Jesús. La crucifixión de Jesús ha dejado al peregrino desesperanzado y sin expectativas de un futuro mejor.

Dicen que algunas mujeres

El peregrino menciona que algunas mujeres fueron al sepulcro de Jesús al amanecer. Esta referencia nos remite a los relatos bíblicos de las mujeres que fueron al sepulcro de Jesús y encontraron que estaba vacío.

Al sepulcro fueron de alba

El peregrino especifica que las mujeres fueron al sepulcro de Jesús al amanecer, en la primera luz del día. Este detalle temporal nos muestra la prontitud y la urgencia con la que las mujeres fueron a buscar a Jesús.

Pedro, Juan y algunos otros

El peregrino menciona que Pedro, Juan y algunos otros también fueron al sepulcro de Jesús. Estos nombres son referencias a los discípulos de Jesús que fueron testigos de su resurrección.

Hoy también allá buscaron

El peregrino relata que en el día de hoy, también se ha buscado a Jesús en el sepulcro. Esto muestra que la búsqueda de Jesús no se limita a un solo día, sino que continúa en el presente.

Mas se acaba mi confianza

A pesar de la búsqueda de Jesús, el peregrino confiesa que su confianza se ha acabado. Aparentemente, la búsqueda no ha dado resultados y el peregrino se siente desilusionado y desesperanzado.

No encontraron a Jesús

El peregrino menciona que a pesar de la búsqueda, Jesús no ha sido encontrado. Esta afirmación nos muestra que el peregrino y los demás discípulos aún no han tenido un encuentro directo con Jesús resucitado.

Por eso me vuelvo triste

El peregrino expresa su tristeza y desilusión al no encontrar a Jesús. La falta de un encuentro con Jesús ha dejado al peregrino con un sentimiento de vacío y tristeza.

A mi aldea de Emaús

El peregrino decide regresar a su aldea de Emaús debido a su tristeza y desilusión. A pesar de no haber encontrado a Jesús, el peregrino siente la necesidad de volver a su hogar y buscar consuelo en su comunidad.

Por la calzada de Emaús

El peregrino camina nuevamente por la calzada de Emaús, el camino que lo lleva de regreso a su aldea. Este detalle geográfico nos muestra que el peregrino está siguiendo el mismo camino de regreso que había tomado anteriormente.

Recomendado:   Letra canción Tomado de la mano - Coro parroquial de Esteiro

Un peregrino iba conmigo

El peregrino menciona nuevamente que un peregrino iba con él en su camino de regreso a Emaús. Este peregrino es el mismo desconocido que se le acercó anteriormente y que ha despertado su curiosidad.

No le conocí al caminar

A pesar de caminar juntos, el peregrino confiesa nuevamente que no reconoció al desconocido en ese momento. Esto indica que el desconocido ha pasado desapercibido para el peregrino hasta este punto de la historia.

Ahora sí, en la fracción del pan

Es en el momento de la fracción del pan que el peregrino finalmente reconoce al desconocido como Jesús. La fracción del pan es nuevamente mencionada como el momento en el que los ojos del peregrino se abren y reconoce a Jesús.

Oh, tardíos corazones

El peregrino se dirige a sí mismo y a los demás discípulos como "tardíos corazones". Esta frase muestra la falta de comprensión y entendimiento de los discípulos en relación a las profecías que anunciaban el sufrimiento y la muerte del Mesías.

Que ignoráis a los profetas

El peregrino señala la ignorancia de los discípulos en relación a las enseñanzas de los profetas. Esta ignorancia ha llevado a los discípulos a no reconocer a Jesús y a no comprender el propósito de su sufrimiento y muerte.

En la ley ya se anunció

El peregrino menciona que en la ley, es decir, en los escritos sagrados del Antiguo Testamento, ya se había anunciado el sufrimiento y la muerte del Mesías. Esta referencia muestra que los sucesos relacionados con Jesús no son una sorpresa, sino que estaban profetizados desde hace mucho tiempo.

Que el Mesías padeciera

El peregrino afirma que estaba profetizado que el Mesías padeciera. Esta afirmación nos muestra que el sufrimiento y la muerte de Jesús no son un accidente, sino que forman parte del plan divino para la salvación de la humanidad.

Y por llegar a su gloria

El peregrino menciona que el sufrimiento y la muerte de Jesús son necesarios para que él pueda llegar a su gloria. Esta frase muestra que la muerte de Jesús no es el final de la historia, sino que es el camino hacia la resurrección y la vida eterna.

En la tarde de aquel día

El peregrino menciona que en la tarde de aquel día, él sintió que su corazón ardía en presencia de Jesús. Esta frase muestra la emoción y la transformación que experimenta el peregrino al reconocer a Jesús resucitado.

Yo sentí que con Jesús

El peregrino relata que en su encuentro con Jesús, sintió una conexión profunda y especial. La presencia de Jesús en su vida ha generado un cambio en su corazón y una experiencia espiritual significativa.

Nuestro corazón ardía

El peregrino menciona que no solo su corazón ardía en presencia de Jesús, sino que también el corazón de los demás discípulos. Esta frase muestra que el encuentro con Jesús ha generado una transformación en todos los que han tenido la experiencia de reconocerlo.

A la vista de Emaús

El peregrino menciona que su encuentro con Jesús ocurre a la vista de Emaús. Este detalle geográfico nos sitúa nuevamente en el contexto de la historia y nos muestra que el encuentro con Jesús ocurre en el camino de regreso a la aldea.

Por la calzada de Emaús

El peregrino camina nuevamente por la calzada de Emaús, el camino que lo lleva de regreso a su aldea. Este detalle geográfico nos muestra que el peregrino está siguiendo el mismo camino de regreso que había tomado anteriormente.

Un peregrino iba conmigo

El peregrino menciona nuevamente que un peregrino iba con él en su camino de regreso a Emaús. Este peregrino es el mismo desconocido que se le acercó anteriormente y que ha despertado su curiosidad.

No le conocí al caminar

A pesar de caminar juntos, el peregrino confiesa nuevamente que no reconoció al desconocido en ese momento. Esto indica que el desconocido ha pasado desapercibido para el peregrino hasta este punto de la historia.

Recomendado:   Perdón Oh Dios Mío Letra Completa - Descubre las letras

Ahora sí, en la fracción del pan

Es en el momento de la fracción del pan que el peregrino finalmente reconoce al desconocido como Jesús. La fracción del pan es nuevamente mencionada como el momento en el que los ojos del peregrino se abren y reconoce a Jesús.

Hizo seña de seguir

Después de reconocer a Jesús en la fracción del pan, el peregrino relata que Jesús hizo una señal para que lo siguieran. Esta señal indica que Jesús quiere llevar al peregrino y a los demás discípulos más allá de su aldea de Emaús.

Más allá de nuestra aldea

Jesús invita al peregrino y a los demás discípulos a ir más allá de su aldea de Emaús. Esta invitación muestra que Jesús tiene un propósito más grande para ellos y quiere llevarlos a un nivel más profundo de comprensión y fe.

Y la luz del Sol poniente

El peregrino menciona que mientras caminan con Jesús, la luz del sol poniente parece que se muriera. Este detalle atmosférico crea un ambiente de misterio y anticipación en la historia.

Pareció que se muriera

La luz del sol poniente parece desvanecerse y morir, generando una sensación de oscuridad y tristeza en el peregrino y en los demás discípulos. Este detalle simbólico refleja el estado emocional de los personajes y el clima espiritual en ese momento.

Quédate, forastero

El peregrino le pide a Jesús que se quede con ellos, reconociendo su importancia y su deseo de seguir aprendiendo de él. Esta petición muestra la conexión profunda que el peregrino ha establecido con Jesús y su deseo de tenerlo cerca.

Ponte a la mesa y bendice

El peregrino invita a Jesús a sentarse a la mesa y bendecir la comida. Este gesto muestra la hospitalidad y el respeto del peregrino hacia Jesús, así como su deseo de compartir un momento de comunión y cercanía.

Que al destello de tu luz

El peregrino reconoce que al destello de la luz de Jesús, sus ojos podrán conocerlo plenamente. Esta frase muestra la importancia de la presencia de Jesús en la vida del peregrino y su deseo de tener una experiencia más profunda de su amor y su gracia.

En la bendición del pan

El peregrino menciona que en la bendición del pan, sus ojos podrán conocer a Jesús. La bendición del pan es nuevamente mencionada como el momento en el que el peregrino experimentará una revelación y un encuentro íntimo con Jesús.

Mis ojos conocerán

El peregrino afirma que sus ojos conocerán a Jesús en la bendición del pan. Esta afirmación muestra la confianza y la fe del peregrino en que Jesús se revelará plenamente a él en ese momento.

Al amigo de Emaús

El peregrino se refiere a Jesús como "el amigo de Emaús". Esta frase muestra la cercanía y la intimidad que el peregrino ha desarrollado con Jesús a lo largo de la historia. Jesús se ha convertido en un amigo y un compañero de camino para el peregrino.

Por la calzada de Emaús

El peregrino camina nuevamente por la calzada de Emaús, el camino que lo lleva de regreso a su aldea. Este detalle geográfico nos muestra que el peregrino está siguiendo el mismo camino de regreso que había tomado anteriormente.

Un peregrino iba conmigo

El peregrino menciona nuevamente que un peregrino iba con él en su camino de regreso a Emaús. Este peregrino es el mismo desconocido que se le acercó anteriormente y que ha despertado su curiosidad.

No le conocí al caminar

A pesar de caminar juntos, el peregrino confiesa nuevamente que no reconoció al desconocido en ese momento. Esto indica que el desconocido ha pasado desapercibido para el peregrino hasta este punto de la historia.

Ahora sí, en la fracción del pan

Es en el momento de la fracción del pan que el peregrino finalmente reconoce al desconocido como Jesús. La fracción del pan es nuevamente mencionada como el momento en el que los ojos del peregrino se abren y reconoce a Jesús.

Laura Fernandez

Laura Fernandez

¡Hola! Soy Laura Fernandez creadora de este blog sobre amor y espiritualidad. Me gusta escribir sobre internet y el amor en estos tiempos modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir